Folletín porteño- Entrega #3

folletin versión 2

Ilustración: Pipi Alsina

 

No volvió a pisar la iglesia desde que salió del hospital; tampoco contestó los infinitos mensajes que le dejaba el pastor preguntando cuando volvía, pero el tipo insistía:

-Tanito, te esperamos el viernes en el encuentro de oración. ¡Que dios te bendiga!

-Tano, no viniste el viernes, ¿Esta semana contaremos con tu presencia? ¡Bendiciones!

-¡Tanito! Te guardamos un número para la rifa. ¿Cuando pasas? ¡Estamos orando por vos!

-Tano, los chicos te extrañan en la escuelita ¿cuando volves? ¡Que dios te bendiga!

A unas cuadras de su laburo había un puesto callejero que funcionaba como parrilla y desprendía un aroma exquisito; el Tano pasaba cada noche cuando caminaba de regreso a su casa. Nunca se había parado: la grasa, las arterias, la dieta, la higiene. Siguió caminando y aspiro el humo con intensidad, como si quisiera absorberlo todo, pero en vez de seguir caminando como siempre lo hacía, volvió sobre sus pasos.

-Un chori por favor, bien quemado.

El Tano se sentó en una mesa de plástico y conversó con el parrillero mientras le preparaba su pedido. Se llamaba Martín, era casado, tenía dos hijos; parecía simpático. Además era hincha del bicho y peronista, como él.

-Los viernes hay truco- le dijo Martín.

-Venite- son macanundos los muchachos.

Caminando de vuelta a su casa, luego de comer y conversar un buen rato, el Tano se sintió feliz por primera vez en muchos años. Ya no se acordaba cuando había sido la última vez que intentó algo distinto. Se sentía joven, audaz y entusiasmado.

En su celular tenía un mensaje del pastor, que en un tono imperativo, le decía que lo esperaban el viernes. Ya no preguntaba, amablemente, le ordenaba.

– ¡Pastor! ¡No me espere! No voy a volver ni éste viernes ni ningún otro. ¡Lo de Dios es puro grupo! Y no me llame más, haga el favor- contestó el Tano.

En la iglesia ese viernes rezaron por el él, para que pueda liberarse del espíritu maligno que lo poseía. El Tano, con sus sesenta y seis años, divorciado, sin hijos y habiendo salido con vida de un infarto reciente, hizo el primer cambio de su vida. Y no fue el último.

Si te perdiste las entregas anteriores, encontralas acá:

Entrega #1

Entrega #2

y si te gustó, ayudanos y compartí usando el hashtag #folletínporteño

Anuncios

Abzurdah- Mary Putrueli

 

ABZURDAH-.jpg

Por estos días muchas son los comentarios acerca de la nueva película de Eugenia “la china“ Suárez, debido claramente a su relación con el co protagonista de la misma, Benjamín Vicuña, y toda la relación que se inició , justamente en la filmación de dicha película “El hilo rojo“. Pero existe otra relación que surgió previa a la romántica y posiblemente mucho más interesante, la cual refiere a el dúo directora y actriz principal. Así es como Daniela Goggi y la china Suárez, habían trabajado anteriormente juntas, en el film Abzurdah, estrenado el año pasado.
Basado en el libro bestseller  autobiográfico de Cielo Latini, cuenta la historia de una adolescente de clase media alta, la cual no logra encajar con ningún grupo de amigos en el colegio, y se refugia en un chat grupal cibernético, donde mantiene un diálogo fluido con todos sus integrantes, y con uno en especial con quien entabla una relación un poco más cercana.
Al conocerse con todo el grupo personalmente, la atracción física con Alejo se dará inmediatamente, dando lugar a una historia de amor que luego se convertirá en una obsesión para Cielo.
Con una intensidad bien lograda, quedan expuestos los miedos e inseguridades de los adolescentes, la problemática que genera un amor que se vuelve obsesión y como Cielo encuentra en vomitar lo que come, o en directamente no comer, una manera de sentirse mejor, de defender aquello que para ella es su derecho, el de no comer, el de ser flaca, llevándola a un estado de salud deplorable, dejándola cerca de las puertas de la muerte.
La actuación de la china Suárez es notable, logra una empatía con el espectador, mucho de eso tiene que ver el trabajo de la directora, mostrando tanto las escenas de sexo como las escenas que denotan la flacura de Cielo, con un cuidado claro, y sin recurrir a puntos bajos, y sobre todo exponiendo, pero no juzgando.
Un gran trabajo de todo el elenco, Esteban Lamothe en el rol de Alejo, demuestra el porqué ya hoy es un actor consolidado, y establecido como uno de los mejores de su generación. Aporta Gloria Carrá en el personaje de la madre de Cielo, una madre con las mejores intenciones, pero pendiente siempre del afuera, sin saber como acercarse a su hija y haciéndolo por lo general yendo al choque, lo que genera un distanciamiento más marcado con su hija.
El amor duele, en ocasiones, y logra incluso que a veces nos duela hasta comer, más aún cuando la comida se vuelve un enemigo contra nosotros mismos, un enemigo aliado del espejo, el cual encuentra en las debilidades e inseguridades de las adolescentes una víctima segura.
Con una banda de sonido, con canciones como “Tratame suavemente“ de Cerati, luego interpretada por la propia china, la película emerge como un combo perfecto, y como una visión cuasi obligada para abordar el tema de la soledad, los miedos, la necesidad de ser querida, de querernos nosotros mismos y de luchar y resistir por todo aquello que incluso a veces, nos pueda resultar demasiado absurdo.

benditabohemia-reduccióndemarcaMary

Mary Putrueli

#siempreconmagia

Folletín porteño: Entrega #2

 

folletin versión 2

Ilustración: Pipi Alsina

 

El tipo daba pena. Amargado y confundido dilapidó su vida de maestro ciruela. Tan estricto siempre, tan formal; siempre me divierte verlos llegar: Arrogantes y soberbios creen que la tienen atada. Después el chasco. Pero el tipo daba pena, veía perplejo las distintas escenas y maldecía.

No se iluminó, se oscurecía.

Presenté toda mi artillería: karma, descanso eterno, juicio, reencarnación, ninguna le convencía.

Tan bien se había portado, tanto sacrificio y tanto disfrute atragantado. No crean que me conmovió, no soy tan blando. El golpe de efecto fue el cigarrillo, debo reconocer que no lo esperaba.

Lo mire de vuelta mientras le daba la última pitada.

-Está bien, bien jugada- le dije mientras le palmeaba la espalda. -De esto no recordarás nada-

Y volvió. Volvió al circo dónde yo soy el domador, volvió como fiera, como equilibrista o como espectador. ¡Que empiece la función!

cropped-cropped-benditabohemia-reduccic3b3ndemarca1.png

Si te perdiste la Entrega #1 buscála acá y ayudános difundiendo en las redes sociales utilizando el hashtag #FolletínPorteño

Las decisiones formales- Mary Putrueli

Las Decisiones Formales_1.jpg

 

¿Qué sucede cuando se fusionan una historia de interés claro, una manera original de contarla  y una visión poética a cargo de quien la cuenta?

Lo que sucede es el primer largometraje de la directora Melisa Aller “Las decisiones formales”, film que trata sobre un transexual llamado Kimby (Alma Catira Sánchez), quien trata siempre de salir adelante, tanto en el trabajo como en el amor. Desprovista de una familia, cuenta solo con su amiga incondicional Mary (Eleonora Paoletti, también productora de la película).

Cada día en la vida de Kimby es una lucha constante, desde la búsqueda de un trabajo digno hasta lograr que el hombre que ama, deje a su familia y la elija a ella.

Trabajando siempre en distintas changas, la venta en el tren San Martín, o en la estación de Retiro, vendiendo sándwiches, turrones, medias, la protagonista expone de manera literal y metafórica en varias ocasiones, esa necesidad de sentirse reconocida, no sólo desde su condición sexual, sino también desde los derechos que todo ser humano debería tener, un lugar donde vivir, un trabajo que lo sustente y una persona que nos ame.

El film aborda claramente las problemáticas de la comunidad transexual, lo doblemente difícil que es para una persona de esa condición hacerse un lugar en la sociedad y ser respetada, pero también expone la soledad, la melancolía, la tristeza, la necesidad no solo de subsistir, sino de resistir, sentirse parte de todo aquello que deseamos y anhelamos. Muchas son las escenas que exponen una poesía visual en el decir, una de ellas es en donde el rostro de Kimby funciona como una pantalla donde se refleja el mundo, donde pasan las personas sin tal vez notarla, bella metáfora de alguien que quiere ser visto y valorado, quien quiere dejar de ser reflejo para ser realidad.
“Decisiones formales” fue enteramente filmada en Super 8 y editada en cámara, ningún material fue descartado, lo cual obliga a reflexionar en esta decisión tan valiente de la directora en escoger un formato que escapa al género común y posiblemente no sea aleatorio, el formato super 8 representa una minoría, si se quiere en términos de público, como también puede pensarse de un film en blanco y negro, cuanto prejuicio paupérrimo existe sobre “lo aburrido” que puede ser una película en blanco y negro, y en eso, en la coincidencia buscada de esas minorías es donde la elección de la directora resulta fantástica, esa minoría que merece ser mostrada, contada, apreciada, valorada y sobre todo querida, la del formato, la de los colores, la del género; desde el punto de vista técnico y con aguda firmeza desde el punto de vista humano.

Puede ser visto como un documental, como una ficción, lo cierto es que el film es ambas y ninguna de esas definiciones, no se encasilla en ningún lugar común, y logra generar en el espectador una emoción genuina y válida, una empatía con la protagonista, con su sufrimiento y su entereza para seguir luchando frente a todo y todos, esa necesidad que nos transmite de soñar en voz baja, de dejar de ser parte de un lado desfavorecido de la vida, dejar de ser esa niña que alguna vez se ocultó para ser la mujer que busca, en sí, lo mismo que todos, ser feliz.

Excelente punto el no marcar la transexualidad como una patología, soberbia cruzada en pos de la defensa y valoración de los derechos de todos aquellos que son parte de una minoría, pero que conforman la mayoría más esencial de las personas:existir, vivir.

“Las decisiones formales” se exhibirá a partir del jueves 5 de mayo, a las 20hs, en el Centro Cultural de la Cooperación, en la avenida Corrientes 1543 de la ciudad de Buenos Aires.

AFICHE_Las Decisiones Formales

 

 

Mary Putrueli

#siempreconmagia

 

Le Nouveau (el nuevo)- Mary Putrueli

le npuevau.jpg

Ahora sí, terminó el Bafici y queda esa sensación mezcla de nostalgia, ansiedad y entusiasmo, por todo la cantidad de cine que inundó Buenos Aires, películas de diversas partes del mundo, las maratones de un film tras otro.  Y luego claro, el vacío.El bafici es eso, pasión por el cine, consumismo del bueno, sed de 24 fotogramas por segundo.

En balance general, con un nuevo director a la cabeza, Javier Porta Fouz, fue un correcto festival, volvieron algunas figuras destacadas como invitados, películas de calidad, algunas que otras de relleno, pero en sí, el festival fue una excelente experiencia.

En línea con esa calidad existe un film de procedencia francesa, el cual fue una verdadera sorpresa, aquella que se tilda como una película chiquita, la cual en realidad termina siendo una gran y destacable película.

Le Nouveau (el nuevo) de Rudi Rosenberg, aborda el tema universal de la pre adolescencia y todo aquello referido a ese mundo inacabable de situaciones, sensaciones, y experiencias que se desarrollan en la edad donde no sabemos bien ni quienes somos ni que queremos.

Benoit es un chico de 14 años, tímido, recién mudado del campo a la ciudad de París, a quien le cuesta mucho hacer amigos, catalogado como el nuevo en la escuela, salir de ese mote y lograr pertenecer a un grupo será una tarea que nuestro increíble protagonista tendrá que llevar a cabo.

El director logra un trabajo exquisito con los actores, dando esa sensación de no estar viendo ficción, sino solo contemplando el día a día en un colegio, y en la vida de un grupo de chicos, llenos de miedo, inseguridades.

Las actuaciones son el punto más alto junto a un inteligente guión, plagados de diáolgos fenomenales, pero sin duda cada uno de los personajes tiene un trabajo de desarrollo y de guión que hace que funcione a la perfección el relato.

Temas cotidianos como el encuentro con el primer amor, la necesidad de sentirse parte de algo, la incondicionalidad de las verdades amistades, la gente que se cruza en nuestro camino por alguna razón y la valentía para saber que elecciones tomar en un camino que nadie sabe cual puede ser el correcto.

Benoit intentará ser amigo de los chicos cool, aquellos que uno reconoce porque todos fuimos o tuvimos como compañeros al chico que aparenta una seguridad frente a todos cuando en realidad solo busca ser querido con desesperación, secundado por amigos que en lugar de afecto posiblemente le tengan algo de miedo.

Al no lograr encajar, se hará muy amigo de otra chica nueva en la escuela, una sueca que habla poco y mal el francés, el amor no tardará en florecer, claro que de un solo lado de la historia.

Y entonces sí, en ese instante queda expuesto de manera perfecta donde y cómo surge aquello tan valedero, tan honesto que tiene esa etapa escolar, nos encontramos con personas con las mismas dudas que nosotros, afines a la manera en que creemos mejor vivir nuestra corta vida, y empezamos a brillar. a sentirnos seguros, afianzamos lazos que si tenemos suerte nunca más vamos a soltar.

Le Noveau, trata temas de enorme peso como el bullying, la ausencia de los padres en el crecimiento de sus hijos, la figura de los maestros a veces invisibles para sus alumnos, la inocencia de la niñez que no queremos perder al convertirnos en adultos, todo eso y más hacen de esta comedia francesa una experiencia cinematográfica imposible de no disfrutar, convirtiéndola en una de las grandes pequeñas películas vistas.

Mary Putrueli

#siempreconmagia

benditabohemia-reduccióndemarcaMary

Folletín Porteño: Entrega #1

folletin versión 2.jpg

Pipi Alsina

Se sintió devastado y traicionado. Tanto esfuerzo para nada. Tantas pruebas o lo que él percibía, eran la prueba de su Dios, único Dios, no eran sino escollos sin sentido. Fábulas, que en el mejor de los casos moldearon su carácter. Absurdos conflictos a los que había dado demasiada importancia.

Todos habían llegado al mismo lugar. Una mujer joven hablaba del karma, una pareja se besaba apasionadamente luego de varias décadas separados y un anciano afirmaba que un juicio determinaría si su descanso final sería en el infierno o en el paraíso. Todos parecían estar tan desorientados como él.-Estaré muerto o encerrado en loquero- se le antojó pensar.

Se prendió un cigarrillo -estar muerto algo bueno tenía que tener- y estudió las distintas escenas con curiosidad, cada recién llegado parecía experimentar algo diferente. Karma, reencarnación, juicio, descanso eterno, había muchas posibilidades. Se divirtió imaginando ser el fantasma que mueve las cosas en el juego de la copa y pasar la eternidad asustando adolescentes. Ninguna posibilidad lo tentaba demasiado y comenzaba a pensar que al fin y al cabo la muerte era algo aburrida, cuando, a lo lejos, sintió una voz de hombre joven que lo llamaba por su nombre: -Tano-, -Tano-.

El llamado, cada vez más fuerte, se hizo irresistible; estaba cansado y algo desorientado.

Un aire fresco estremeció de pronto sus extremidades, se sintió incómodo y se dio cuenta que estaba acostado en el asfalto mientras su compañero de trabajo lo palmeaba en el rostro.

Abrió los ojos.

cropped-cropped-benditabohemia-reduccic3b3ndemarca1.png

#folletínporteño

Próxima entrega: 10/5, ¡corré la bola!

“Al final del túnel” por Mary Putrueli

al final del tunel.jpg

Entre todas las ofertas de películas que nos llegan por parte del Bafici, es imposible no correrse por un momento del festival y dar lugar hoy a una opción nacional que no podemos pasar por alto.
Rodrigo Grande director de “Cuestión de principios” y “Rosarigasinos”, estrena su nueva película “Al final del túnel”, un film de género, de esos que no estamos tan acostumbrados a ver en las pantallas nacionales, y que promete llegar para romper con la taquilla.

Con un elenco compuesto por Leonardo Sbaraglia (Joaquín), Pablo Echarri (Galereto) y la actriz española Clara Lago (Berta), este thriller de suspenso, mantiene tenso al espectador a través de un guión que atrapa y no suelta hasta el final de la cinta.
Joaquín es un hombre común, a quien un accidente lo ha dejado en silla de ruedas, y arrebatado a su familia, un solitario que no espera mucho más de la vida, su único compañero un fiel canino quien parece también haberse entregado a su suerte. Todo dará un giro cuando Berta y su hija, lleguen a su vida y es allí donde comienza la historia en verdad.
Una pared divide dos escenarios, de un lado el sótano donde Joaquín pasa su tiempo trabajando, del otro  de un grupo de ladrones, liderado por Galereto, “un crisol de razas”, excelente definición por parte de uno de los brabucones (brilla nuevamente Walter Donado, aquel desquiciado conductor que defecara sobre el vidrio de Sbaraglia en Relatos Salvajes), este compendio de delincuentes tiene como fin el robo de un banco, y es en la casa lindera a la de Joaquín, donde cavarán el túnel para llegar a él.
El relato se entreverá entre la historia que surge de un posible romance entre Joaquín y Berta, y la oportunidad para Joaquín no solo de truncar el robo, sino también de quedarse con parte del dinero.

Desde el punto de vista actoral, la película crece y crece, Sbaraglia permanece en pantalla en un 90% de lo que dura el film, posiblemente su rol más comprometido desde el aspecto físico, ya que requiere de él un gran trabajo al estar siempre sentado en la silla de ruedas, la trama pide de él un desgaste intenso, del cual el actor sale airoso con creces.
Pablo Echarri compone un villano de aquellos, logrando un contraste eficaz donde lo vemos en escenas comportarse como un ser humano amable, gentil, y en las siguientes ser el diablo mismo, capaz de una violencia desbordada y un despojo por la vida humana descomunal.
Completa Lago, figura estelar en España, quien aporta en su rol de mujer cuasi inocente, notable el trabajo realizado con el acento, donde si no lo sabemos, cualquier podría confundirla con una porteña más.

Rodrigo grande, ha trabajado en el guión y en su storyboard a lo largo de cinco años, y se nota, se palpa en cada escena, en cada plano cuidado, en la calidad de filmación que nos regala, la dirección está presente continuamente, todo está pensado desde una obsesión detallista que bien podría compararse a las películas de Steven Spielberg (director de quien Rodrigo se confiesa fan) y algo del director de Atrápame si puedes se deja ver. Aquello que le brinda a la realización una identidad propia, haciéndola destacar dentro de las películas símiles en género.

Un túnel puede ser algo entre la vida y la muerte, puede ser una oportunidad para un cambio, para pasar de una situación a otra, como sea una vez que se lo recorre, uno nunca vuelve a ser el mismo. Eso le pasa a Joaquín y realmente vale la pena sentarse en la butaca a verlo.

Mary Putrueli

#siempreconmagia

benditabohemia-reduccióndemarcaMary