La vieja sin día ni noche

Afuera: sol, aire tibio, claridad opacada por el smog, calles, autos, trajín, ramas colmadas de hojas recortan el cielo entre cables.

Adentro: ¿Es de día? ¿Es de noche? ¡Qué importa! Gastados corredores, gente que corre, escaleras arriba, escaleras abajo, aire viciado, sauna comunal.

Adentro: Ella y su capa de nylon verde, no es una heroína de comic. Ella, que quizás entró cuando afuera llovía y no tenía dónde ir. Ella, quizás en su “hogar ¿dulce? hogar”. Ella, con su bagaje de diarios y sueños asesinados.

La primera impresión, de lejos y filtrada por la repetición de ver tanta gente pidiendo, produce una especie de indiferencia y hastío entre la gente.

Ella y sus anteojos oscuros, ella y su bastón ¿será ciega? Paso cerca, susurra un idioma desconocido pero entendible: está pidiendo, lamentando. De golpe me insulta: “Hijo de puta”. Es ciega, sí.

Ella, en la escalera del túnel de combinación de subte en la porteña ciudad. Ella, sin día ni noche. Ella, entre aligerados pies que pasan como una tromba, cesan unos minutos o segundos y vuelven a irrumpir para darle la esperanza de: ¿unas monedas? O ¿un gesto amable para seguir?

Vero

Anuncios

Llega Mariela

perfil.jpg

Hola! Mi nombre es Mariela. Me gusta mucho la magia de poder transmitir lo que siento y pienso, a través del arte. Amo liberar esa energía que se crea entre una idea y su ejecución, traducirla a través de cualquier medio artístico, sea en imágenes/fotografía, palabras/narraciones, movimiento/danza. Me maravilla la naturaleza en todas sus facetas. Creo que el que tiene esa capacidad, lo tiene infinitamente todo.

Bienvenida Mariela a Bendita Bohemia!!!