De piedra

mujer

Me volví sonido

y te quedaste sordo.

Me volví verso,

cuando te recuperaste

 hablabas otro idioma.

Me volví sabor

y me escupiste.

Me volví color

y te quedaste ciego.

Me volví calor

y te derretiste en mi mano.

Al final…

cuando escuchabas,

entendías,

paladeabas

veías,

sostenías

y entonces podías amarme…

yo estaba tan gastada

que me volví de piedra.

5

Oleo de Claudia Vazquez. Gentileza CV.art (estudio de arte).

Anuncios