“La adivina” Barbara Wood

 

Crecí viendo los  libros de Barbara Wood en la biblioteca de mi madre, sin embargo, jamás había tocado ninguno. Creo que ver el tamaño de los mismos ya me intimidaba, pero, además, está la cuestión del gusto. Como ya he contado en otra entrada anterior, con mi mamá compartimos el placer de la lectura, pero como lectoras tenemos gustos diferentes, con lo cual, Barbara Wood había pasado desapercibida para mí hasta que, hace unos meses atrás, mi amiga Vero me la recomendó.
Empecé leyendo “La adivina” que me sedujo con el nombre y también con la cantidad de páginas, ya que es bastante más corto que lo habitual en esta autora.
¿El resultado? Lo devoré, no lo leí, me atraganté leyendo sin pausa. No podía cortar y, entonces, entendí a qué se refieren otros lectores cuando dicen que un libro es largo pero se lee rápido.
“Una página más y lo dejo”, me decía a mí misma; pero la página siguiente suele ser tan atrapante como la anterior o más aún. Y, así, siguen pasando las páginas y las horas.
La historia transcurre en el año 54 d.C. en el antiguo mundo. Ulrika, su protagonista, es una mujer de 19 años que busca encontrarse a sí misma y esta travesía espiritual la llevará de viaje por Roma, Babilonia, Persia y Germania. En el camino que recorre para desarrollar su don espiritual, la adivinación, Ulrika conocerá el amor pero también deberá enfrentarse con sus miedos y debilidades.
La historia me resultó fascinante, me atrapó en todo momento y no sólo me entretuvo sino que también me despertó sensaciones y reflexiones internas.
En cuanto terminé de leer el último párrafo, tal como hago siempre, me comuniqué con Vero para contarle de mi éxtasis literario. “No había manera de que no te gustara”, dijo ella. “Barbara Wood tiene todo: intriga, romance y esoterismo. Una mezcla irresistible”, agregó.
Como es usual, su análisis es brillante. Con su poder de observación, gran don espiritual debo decir ya que estamos en el tema, clasificó a esta autora en sólo tres palabras. Tres palabras que me amarraron a esta autora para siempre.
#barbarawood

Euge Miqueo

Anuncios