Brazos de piedra

escudo

 

He venido de vacaciones

después de tres años,

tu living sigue

imponente y cálido.

No he llegado a conocer

tu  alcoba

pero en estos sillones de piedra

me siento tan acomodada

que si me excedo en confianza,

sé caballero y no me

descubras avergonzada.

Tengo el cielo por techo

luminarias  de sol pálidas

y tu jardín de agua

que me canta y me calla;

afuera hay mucho viento

no es día de playa.

Es tan intenso lo que nos une

que empequeñece lo que nos separa

pues al resguardo de tu acantilado

tenemos nuestro interior

privado y mágico.

Noto que están exaltados

los loros barranqueros,

claro…es pleno enero

ya los pichones crecieron,

a ellos también los he

echado de menos.

Sólo quisiera saber si tú

 alguna vez me has recordado;

deja, no me contestes ahora,

¡es aún tan temprano!.

Ayer vine a despedirme,

era de tarde, no te encontré

y el vacío era tan grande

y había tanta gente,

ya sé… rompí la regla:

los espacios deben respetarse.

Espero que no te dure el enojo

y el año que viene

alguna mañana de verano

pueda encontrarte

para sentarnos a conversar

como dos amigos de siempre,

me siento tan completa

al acompañarte.

5

Poema inspirado en el balneario “El condor” Viedma. Río Negro. Argentina.

Grabado. Xilografía. Detalle de un escudo de guerrero. Margarita.

Anuncios

5 pensamientos en “Brazos de piedra

  1. Me hiciste recordar algo con tu poesía:
    “Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos.”
    (Heráclito)
    Será que ya he leído tantas poesías y cuentos tuyos, que tu sentir se vuelve un poco mío. Puedo imaginarme en esos lugares amados y perfectos, también con techos de cielo y jardín de agua. Allí quisiera volver, aunque no será lo mismo, quizá mejor…
    Pipi.

    Me gusta

  2. Margarita me encontré con una hermosa poesía… dulce y llena de añoranzas… y al leer el comentario de Pipi Alsina comprendí que pertenece a tu vida, a esa vida que vuelcas en cada palabra que escribes con un sentimiento tan especial que llega al corazón del que te lee (al menos a mi me ocurre esto).
    Lo mas lindo : “me siento tan completa al acompañarte” ….
    Lo que movió mi preocupación : ” …y el vacío era tan grande …y había tanta gente”… claro faltaba él … era una visita sin sentido…
    Lo que mas deseas : “alguna mañana de verano pueda encontrarte…”
    No se si te gustará que desglose así tu poesía, es lo que nació en mi al sentir palabra por palabra lo que llamaste: BRAZOS DE PIEDRA.
    Gracias por escribir así !!!
    Susana

    Me gusta

    • Me siento abrazada con brazos tibios y no de piedra cuando “desglosas” mis palabras. De esa forma las haces tuyas y se aleja la soledad de las palabras no leídas, no acompañadas, no compartidas. ¡Gracias Su!. Margarita.

      Me gusta

  3. Que suerte encontrar que te brindo alegría con este comentario tan rudimentario pero lleno de calor… porque es lo que despiertas en mi con tus escritos. Muchas gracias Margarita !!!!
    Su

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s