Madrugada

Madrugada.jpg

Te comparto de espaldas

en la cama de sábanas fucsias,

no estás distante o aislado

sólo recargas identidad

después del día cansado.

Te das vuelta y preguntas

¿qué pasa …? ¿qué pasa…?

yo sólo palmeo tu hombro

diciendo: Nada…nada.

La luz necesaria para mis escritos

ha perturbado tu guarda,

mi caricia te devuelve la calma

y a pesar del insomnio

presiento que a las cinco

seré amada.

5

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s