“Ese día” y “Matador”. Una historia en dos poemas.

Untitled design.jpg

ESE DÍA (del libro “Latidos de la vida”, antología Libróptica)

Nos hemos encerrado en un mundo intangible,

la magia acabará cuando nos miremos con los modelos de otros.

Pero…

si todas mis ternuras pudieran abrazarte

y sintieras que mi cuerpo es aleteo y repique,

si supieras que te mido en la estatura y edad de tu música y tus palabras.

Si nos atreviéramos a creernos nos encontraríamos y te invitaría

¿cenamos…?

Sé la estación,  el día y la hora, agrandemos la vida.

Ya no resignaré ni el beso ni la mesa

ya destellan cubiertos esperando tus manos.

Hay copas que deslumbran azules tan intensos

que si cierro los ojos todo es cielo

y espera mi boca el brindis que deseamos.

¿Bailamos…?

Música de violín acariciando en tu abrazo todo mi ser.

Contenida en tu continente ya no desconocido,

con pasado en presente sin futuro.

Renaciendo rejuvenecidos como si despertaran del olvido

sensaciones adolescentes.

La gravedad se detiene y todo movimiento es baile,

entrelazada armonía sin reservas ni recelos.

Brillante… avanzar, recibir, entregar, compartir y nunca partir,

eternamente flotar, fluir y amar.


MATADOR

Bestial, brutal… eficiente,

te mostraste monstruo

representaste todo lo que odiaba

lo que me hería y me denigraba.

No te diste cuenta

que al salvarme me matabas.

¿Cómo hacía?

para seguir creyendo

en la ternura y el verso

en mis manos recorriéndote sin tiempos,

con tu esencia y la mía

volando en el firmamento.

¡Cómo duele tanto duelo!

Si en momentos me pregunto

si no será que era cierto,

que equivocadamente te amaba

que sólo corriste el velo

alejaste mascaradas,

y en ese último encuentro

de aquél veintidós de julio

con tan sólo dos palabras

diste la mortal estocada.

5

Anuncios

3 pensamientos en ““Ese día” y “Matador”. Una historia en dos poemas.

  1. Margarita apropiándome de un permiso no solicitado, me permito dar un nombre a cada una de tus hermosas poesías.
    A “Ese día” lo viví como REENCUENTRO DE ENAMORADA.
    El “Matador” lo sentí con tristeza como LA ESTOCADA QUE PROVOCÓ EL DUELO.
    Puedo estar muy equivocada… es que así las sentí … escribís muy lindo amiga !!!!!
    Su

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s