Un hombre ideal

un hombre ideal.jpg

Muchos son los escritores que difícilmente pueden vivir de aquello que escriben, generalmente tienen otro trabajo que nada tiene que ver con sus expectativas e ilusiones de vida, él cual roba todo el tiempo que uno quisiera dedicar a esa batalla poética entre las palabras y las hojas en blanco.
Y siguiendo la línea de robo, nos encontramos con Mathieu Vasseur, un escritor de calidad menor, el cual es rechazado por las editoriales en sus intentos de publicar su novela. Mathieu sostiene sus días trabajando para una empresa de mudanzas, y obsesionado por su verdadera pasión, la escritura, ambos caminos se unen en un suceso azaroso, en el cual nuestro protagonista se hará con un diario de guerra de un soldado difunto y mediante este “robo literario” se convertirá inmediatamente en un escritor prestigioso, el niño mimado del círculo de literatos, y con ello su vida dará un giro radical, enamorará a una bella mujer, tendrá dinero, un buen vivir, y claro, un secreto perturbador que desembocará en una complicación tras otra.

Muchos generalizan en su catalogación al cine francés, juzgándolo de lento, pausado, en ocasiones aburrido, nada de eso sucede en “Un hombre ideal”, con un elenco acotado pero brillante, una cantidad menor de locaciones, podría decirse  casi una única locación donde la verdadera acción sucede, el film nos tiene a tiro todo el tiempo, sufriendo con el protagonista, casi teniéndole lástima y exonerando sus justificaciones para lograr quedar a salvo de su mentira, esa identificación ingenua de cada uno de nosotros, con aquel que hizo todo lo imposible por realizar sus sueños, embriagado en sus pasiones, sin medir culpas y consecuencias de toda tragedia que pudiera llegarle a suceder.

La actuación de Pierre Niney (formidable actor quien interpretara en otra ocasión al talentoso Yves Saint Laurent) suma fructuosamente a un guión, que posiblemente hayamos visto antes, sabida es la trama del escritor que toma un relato ajeno, pero en esta oportunidad bajo la dirección de Yann Gozlan cobra un ritmo de filmación ajustado y constante, que propone un argumento que nunca nos deja reposar y nos mantiene pendiente si en esta ocasión, habrá o no, un final feliz para esta historia.

 

Mary Putrueli

#siempreconmagia

 

benditabohemia-reduccióndemarcaMary

 

Anuncios

4 pensamientos en “Un hombre ideal

  1. Mary muy agradable el comentario de un escritor que, haciendo suyo un argumento de otra persona, logra por fin el éxito literario al que no podía llegar. Muy claro tu criterio y me encantó el final… “feliz o triste ?” que te moviliza a correr al cine a conocerlo.
    Su

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s