“Room” por Mary Putrueli

 

room(1)
Con la entrega de los premios Oscar ya realizada, donde finalmente se hizo justicia con Leo Di Caprio, tal vez reconociéndole más su labor de todos estos años, que su última interpretación en Renacido, podemos ir dejando atrás todas las predicciones, las polémicas sobre los nominados de piel blanca, los presentadores de piel negra y sus variantes de toda índole.
Algo que no podemos dejar de mencionar y analizar es la formidable película Room (La habitación), la cual debió llevarse algo más que el Oscar por mejor actriz (merecidísimo reconocimiento a Brie Larson), sin embargo algunas leyes mandan en estos menesteres de premiación, y dejan historias como estas un poco relegadas.
La misma trata sobre Joy, una chica que a los 17 años es secuestrada y encerrada en una habitación; transcurridos dos años tiene un hijo, Jack, con su secuestrador. La historia se sitúa al Jack tener ya 5 años, en la cual somos testigos de la relación que tienen madre e hijo, madre y secuestrador, y sobre todo la relación con ese mono ambiente, en el cual solo un tragaluz denota una salida al exterior, al mundo que parece tan lejano para ellos, inexistente para Jack, dado que para este niño ese espacio reducido es la normalidad, una serpiente ficticia hecha de cáscara de huevos, un perro imaginario de mascota, los programas en la tv, las canciones antes de dormir que su madre le canta, todo lo anormal en Jack funciona a la perfección, porque el no conoce otro que ese mundo de su pequeño cuarto, donde los días transcurren en una rutina y monotonía que llegara a su fin. Y es ahí donde comienza otra película.
Al lograr escapar ambos de esa situación de cautiverio, deberán hacerle frente a una realidad donde Joy volverá a encontrarse con ella misma, en ese mundo que ya conoce, pero el cual ha dejado de ser parte de su día a día, y no será fácil reinsertarse; para Jack en cambio, todo será nuevo, la fascinación por unos panqueques, por como funciona el teléfono, todo será un nuevo descubrir, y en paralelo deberán coincidir para encontrarse nuevamente ellos como madre e hijo.
Room nos habla de la libertad, de la falta de ella, y de que hacer cuando la recuperamos, nos angustia en su asfixia inicial y nos angustia más en el desprendimiento de ella, sentimos el rechazo de un abuelo que no concibe el fruto de esa relación entre secuestrador y secuestrada, y sentimos el amor inalterable de una abuela que hará todo lo necesario para recomponer el lazo que, paradójicamente, parece quebrarse entre Joy y Jack, una vez fuera de la habitación que los acobijó todos esos años.
Las soberbias interpretaciones refuerzan un guión filmado de manera bella y sutil, nos hacen sentir presos a nosotros mismos, nos liberan, nos arrancan lágrimas de impotencia y lágrimas de liberación, aquella que solo se logra y se vive realmente, dentro de nosotros mismos.

Mary Putrueli
#siempreconmagia

benditabohemia-reduccióndemarcaMary

Anuncios

2 pensamientos en ““Room” por Mary Putrueli

  1. Mary maravillosa tu crítica sobre Room !!!!! Creí que la estaba viendo en el cine. Tus palabras me motivaron a sentir que me estaba pasando a mi. Tenés una manera de escribir que llega hasta el alma (al menos eso es lo que me pasa). Vas a triunfar como escritora, no abandones nunca este menester….
    Un beso grande de Su

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s