Verdades fanatizadas

1077490_669169243124033_2027240622_o
Toda verdad es una verdad a medias, sesgada y contaminada. En el mejor de los casos, bien intencionadamente parcializada por condicionamientos culturales y mediáticos. En esta coyuntura mediática y politizada, es un desafío no desatender nunca la estrechez de nuestra visión, por más informados que creamos estar.
Las verdades absolutas no existen, pero salir a defenderlas a viva voz resulta tentador.
El fanatismo nos tienta con sus cantos de sirena, nos promete contención y la irresistible sensación de sentirse parte de algo más grande que uno mismo. A cambio de la parcialidad de nuestra mirada nos abraza y nos cobija con mutuo entendimiento, pero nos cuesta caro. Tal vez, el más caro baluarte con el que contemos los seres humanos, el discernimiento.
Euge Miqueo
Anuncios

2 pensamientos en “Verdades fanatizadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s