Romance de la alondra y el buho

2.jpg

Alondra

Cuando despierto y avanzo renaciente hacia el día,

contemplo mis paredes claras

los claros lomos de mis libros,

los distintos ambientes de mi mundo

sin puertas cerradas

y siento que toda la creación respira en mí.

¡ Oh ! la luz del sol,

pareja, música, equilibrio,

pulso, mandato, sentido.

Las cortinas, cual sábanas,

sabiendo que voy a relevarlas

de la custodia de mi cielo

por la nocturnidad…

se agitan.

Celeste, celeste, celeste,

dentro y fuera de mis ojos,

mis paredes y mi búsqueda.

Sólo espero de la noche

que sea camino hacia mi día.

Evito sus sombras, confusiones, dudas y miedos.

El día me trae sendero, boda y destino,

cielo, cielo, cielo,

¡que mañana tan plena!.

Búho

Me quemo y me quemo

cuando te sigo

y todo el cielo es fuego.

Me quedo ciego

compartiendo tu anhelo,

te percibo de lejos

y cuando llego a ti

no veo.

Mi noche es callada y sincera,

acuna y cobija, perdona y acaricia.

Es otra mirada

de nuestro mismo cielo,

tal vez sea por el perfume

o el frío o la estrella.

Pero mañana cuando amanezca

campanadas de rocío

anunciaran mi olvido.

Te esperaré con besos

ajustaré mi ritmo

Y al roce de tus alas me iré contigo

y moriré en tu nido.

5

Anuncios

4 pensamientos en “Romance de la alondra y el buho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s