Originarios

Originarios
Nos habían avisado que en el hotel en dónde teníamos reservas para pasar la semana, se alojaba un contingente de chicos de pueblos originarios de Misiones, que iban  por primera vez a conocer el mar. Nada me preparó para lo que sucedió a continuación.
A penas llegamos al hotel, se hizo notar el aire festivo del bullicio adolescente. Golpes en las puertas, grupitos de jóvenes conversando en  las escaleras y corridas por los pasillos me llevaron de vuelta a mi viaje de egresados. Con mucha educación y ojos chispeantes saludaban a los recién llegados y buscaban conversación, tal vez, tan curiosos como nosotros de amalgamar culturas. Mientras intercambiábamos saludos de cortesía, pensaba que ellos eran la fiel representación de la patria, conservadores de tierra y tradición. Será por eso, que cuando quise saber sus nombres,la desolación fue mayúscula. Desde las laderas selváticas, los descendientes de la tierra colorada, se llamaban: Brian, Kevin, Michael y Joel.
Comentando mi sorpresa y desconcierto con mi amiga Vero, me recordó una frase de Simone de Beauvoir: “El opresor no sería tan fuerte sino tuviera cómplices entre los propios oprimidos”
Euge Miqueo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s