Esperate

Suculentas

Mi abuela no decía esperá decía “esperate”. Con tono dulce, levemente entrecortado, como tratando de ordenarse, susurraba, “Esperate un momento”. Siempre me llamo la atención esa frase. Esperate. Cada vez que la decía, y eran muchas, yo me quedaba repitiendo internamente como un mantra; esperate. Hoy, muchos años después de oír esa frase por última vez, vino volando desde el espacio sideral con un nuevo significado.
Esperate, date tiempo, no corras.
Esperate, no hay apuro.
Esperate, ya te vas a encontrar.
Esperate, ya te vas a entender.
Esperate, ya vas a llegar.
Esperate, disfruta el camino.
Esperate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s